La Trova Web
Heredades de Herodoto

Zhang Qian. La creación de la Ruta de la Seda.

En el siglo II a.C, bajo las dinastías Qin y Han, se empiezan a establecer relaciones económicas y diplomáticas entre China y los Xiyu (países occidentales). Concretamente gracias a la celebre misión hacia el oeste de Zhang Qian, durante la dinastía Han.

WU DI.jpg

El emperador Wu Di, en el año 138 a.C, encarga la misión de conseguir alianzas militares con los países de occidente como co-enemigos de los Xiongnu (pueblos bárbaros del norte). Wu Di pensaba que esos pueblos de occidente también estaban siendo atacados por los Xiongnu.

Las fuentes principales con las que contamos para saber de esa apertura de China hacia Asia central son el Qian Han Shu (un libro que cubre el periodo de los Han anteriores 206 a.C) y también las Célebres Memorias Históricas de Sima Qian (Shiji).

Esta historia comienza hacia el año 140 a.C. Los Xiongnu habían constituido un reino tan poderoso y peligroso, así que el emperador Wu Di intentó una operación diplomática: había que enviar un emisario hasta el territorio de los pueblos Yuezhi. Estos eran un pueblo nómada que había sido atacado y vencido por los Xiongnu, por lo cual eran enemigos, y el emperador quería aliarse con ellos (ya sabéis, el enemigo de mi enemigo es mi amigo).

Cuentan las historias que el jefe de los Xiongnu no sólo había matado al rey de los Yuezhi, sino que además con su cráneo se hizo una copa. Como consecuencia de esto habían empujado a los Yuezhi a emigrar hacia el oeste, hasta el límite del Amur Daria (uno de los dos ríos que van a dar al Caspio), en un país que las fuentes Chinas denominan Da Xia (la Bactriana). La Bactriana estaba ocupada por los herederos de Alejandro Magno que habían construido un reino greco-bactriano. Para esto el emperador chino encomendó la misión a un miembro de la guardia de palacio, llamado Zhang Qian, al cual dotó de una vara diplomática para poder establecer relaciones con los reyes de los otros reinos en su nombre.

Según la descripción de las fuentes chinas, Zhang Qian era un hombre honesto, que contaba con una gran fuerza física, de unos 30 años de edad. Se le agregaron 98 oficiales y soldados. Entre estos soldados se encontraba un tal Ganfu, un arquero muy hábil que se había convertido en su prisionero, y que había prestado servicio a una gran familia aristocrática china. Por esos servicios había sido liberado, y se enroló en el ejército chino. Este ejército demandaba para misiones de exploración a gente que conociese el terreno y la lengua Xiongnu. Por esa doble cualidad, él fue un elemento importante para Zhang Qian.

ZHIAN

En el año 138 a.C estos 99 hombres partieron de Chang’an.*1

El viaje no comenzó muy bien, ya que tras cruzar la Gran Muralla China la partida se encuentra con un destacamento de jinetes Xiongnu. Hubo un combate que acabó con la captura de la partida china. Los llevaron a la residencia del rey Xiongnu, el cual convirtió a los supervivientes de la batalla en esclavos.

Zhang Qian fue convertido en esclavo de una familia aristocrática Xiongnu, en la que permaneció 11 años. Durante este cautiverio se casó con una esclava Xiongnu con la que tuvo un hijo.

Tras esos once años se presentó una ocasión para huir, y los prisioneros chinos (entre los cuales estaba Zhang Qian, su familia y el arquero Ganfu) padecieron grandes sufrimientos por el hambre y la sed, pero se salvaron porque Ganfu conocía el terreno. Consiguieron llegar a orillas de un inmenso lago salado llamado Lopnor, donde se encontraba el antiguo reino de Loulan. Allí consiguieron alimentos para poder proseguir su viaje, así como información sobre el itinerario que debían seguir para poder llegar hasta los Yuezhi.

Bordearon el desierto del Taklamakan por los pies de las “Montañas Celestiales”. Así llegaron aun reino denominado Dayuan*2, donde fueron acogidos favorablemente. Era un reino potente y rico, y allí Zhang Qian permaneció un tiempo, y descubrió alimentos desconocidos por los chinos (uvas, zanahorias, el ajo o el sésamo). Y sobre todo Zhang Qian descubrió que allí se criaban unos maravillosos caballos que se alimentaban de una planta de forraje, la yerba Musu (alfalfa).

El rey de Dayuan acompañó a la misión china hasta el siguiente reino, Kangju, o lo que los griegos llaman la Sogdiana (de donde era la esposa de Alejandro Magno). Allí el rey de Kangju les lleva hasta el reino de los Yuezhi, hasta Da Xia, que era su meta desde un principio.

En efecto los Yuezhi fueron arrollados por los Xiongnu, pero no querían vengarse. El rey piensa que es muy arriesgado ir contra los Xiongnu, por la gran distancia entre su reino y el reino de los Han, así que rechaza la alianza diplomática que le ofrecía Wu Di. Pero Zhang Qian se queda un año allí intentando convencer al rey de los Yuezhi. Al final decide regresar a China para informar al emperador de que la operación no ha funcionado.

En su regreso a China, Zhang Qian decidió cambiar de itinerario y rodear el desierto de Taklamakán por el sur, por las “Montañas de Jade” (cordilleras de Kung lu), pero los Xiongnu estaban allí, pues comercializaban con el jade. Los pocos miembros que quedaban de la expedición china vuelven a ser apresados, pero esta vez no se les condena a servir a ninguna familia, por miedo a su huida. Les encadenaron con hierros pesados en manos y pies. Pero, por un golpe de suerte, en el año 126 a.C, el viejo rey de los Xiongnu muere (el que bebía en el cráneo del rey de los Yuezhi). El desorden por la sucesión fue lo que usaron para poder huir. De los noventa y nueve hombres que partieron sólo llegaron 2: Zhang Qian y Ganfu el arquero.

Con cuarenta y tres años Zhang Qian se presentó en el palacio imperial, con la vara diplomática que el emperador le dio. El emperador se emocionó y le nombró Alto Dignatario de la Corte.

En el año 116 a.C, para trabar relaciones comerciales con esos reinos de los que él hablaba, era necesario encontrar una ruta segura, que no estuviera controlada por los Zhongnu. En el año 115 a.C. volvió a enviar a Zhang Qian, con trescientos hombres, por una ruta que pasaba mas al norte y estaba ocupada por los Wusun (un pueblo nómada mas arriba del Taklamakán, que eran enemigos de los Zhongnu). Una vez allí Zhang Qian dividió su tropa y envío a cada uno de los grupos con un embajador a cada uno de los reinos conocidos: Dayuan, Daxia y Kangju. A los pocos años, estos reinos comenzaron a pagar tributos a China; por lo cual esos productos de Asia Central comienzan a llegar a China; es decir, se estableció la Ruta de la Seda.

La misión diplomática de Zhang Qian no había conseguido formar una alianza diplomática, había fracasado. Pero había logrado algo mucho mas importante: abrir a China una parte del mundo desconocida, con sus productos, curiosidades y, sobre todo, sus caballos. Y lo que nadie podía imaginar es que un día todos esos territorios del Taklamakan y de Asia central hasta Samarcanda llegarían a formar parte del imperio chino y de la China actual. De ahí que no sea extraño que hoy en día a Zhang Qian se le considere un héroe nacional conocido en toda China, cuyas estatuas adornan plazas y museos por toda la geografía China.

*1: La partida de esos hombres fue ilustrada por los pintores en la cueva número 123 de la cueva de Mogao.

MOGAO

*2: Dayan era el valle del Ferghana donde había llegado Alejandro Magno, en cuyo extremo había sido fundada la Alejandría Última; es decir, donde Alejandro había fundado polis griegas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s