La Trova Web
Cinéfilo digital

Avengers: Infinity War | Review

Esta reseña está plagada de spoilers en cada párrafo, así que aconsejo visionar la película antes de su lectura.

No es una noticia novedosa todo lo que ha conseguido crear Marvel en la historia del cine. Ha sido capaz de crear un universo cinematográfico cohesionando cada una de las películas que iba estrenando estos últimos diez años y generando los mayores crossover vistos en la pantalla grande, tales como Avengers (2012) o Avengers: The age of Ultron (2015). Pero las personas que seguíamos los movimientos de esta empresa, sabíamos que el objetivo era desarrollar unos personajes y un contexto para alcanzar un clímax dentro de la industria con Avengers: Infinity War.

El filme comienza prácticamente donde acabó Thor: Ragnarok, con Thanos (Josh Brolin) invadiendo y acabando con la mayoría de la tripulación de la nave del dios del trueno. Heimdall, Loki y Thor jadean al borde de su último aliento cuando aparece Hulk haciendo una pequeña referencia a cuando este atacó a Loki en la primera parte de Avengers, sólo que esta vez no podrá zarandear a su oponente con tanta facilidad. Hulk y Thanos comienzan una pelea cuerpo a cuerpo en la que vemos a un Thanos muy experimentado en el combate, donde cada golpe impacta al espectador como si fuese el receptor de los mismos. Tras demostrar su superioridad física frente al gigante verde, el villano acaba con Heimdall y Loki consiguiendo que el público se dé cuenta de que en esta película sí puede pasar cualquier cosa. Thanos ha conseguido el teseracto, y con ello, la segunda gema del infinity para su guantelete.

Juntos pero no revueltos

Una vez el cuerpo ya se va acostumbrando a cómo van a continuar estos eventos, vemos a varios de nuestros superhéroes darse cuenta del temible conflicto que se acerca a ellos y se preparan para afrontarlo. Es obvio que manejar un plantel de personajes tan amplio, donde tiene tanta importancia cada uno de ellos, no era tarea fácil. Los hermanos Russo (directores de la película) idearon una buena estrategia para poder garantizar un pequeño espacio de heroicidad para cada enmascarado: separar la acción de la trama en diferentes grupos.

El primer grupo del que quiero hablar es el liderado por el multimillonario Tony Stark. Ironman y Spiderman se unieron a Doctor Strange para proteger la gema del tiempo, y tras el rapto a manos de los malhchores de Thanos de este último, el hombre de hierro y el vecinito Spiderman tendrán que ir tras él en un viaje espacial, que en palabras del propio Stark, es “sólo de ida”. Después de un pequeño guiño a Aliens (1986), donde se luce nuestro trepamuros favorito, condenan al secuaz de Thanos a morir congelado en el espacio y salvan al Doctor. Los polizones llegarán a Titán, el planeta de origen del villano, para llevar la guerra hacia él y alejarla de la Tierra, y se agruparán con la mitad de los Guardianes de la Galaxia.

Por otro lado, Rocket y Groot siguen la causa de Thor y viajan a la forja donde se fabricó su martillo para conseguir un juguete nuevo. Allí se encontrarán con el herrero enano, el cual les explicará que Thanos le obligó a crear un guantelete que fuese capaz de canalizar el poder de las seis gemas del infinito. Tras convencer al herrero y someterse a una sesión de rayos UVA, el dios del trueno conseguirá su nueva hacha y, junto a Conejo y Árbol, asistirán a sus compañeros que batallan en la Tierra contra las tropas del titán violeta.

La Trova Web
La batalla en Wakanda.

Finalmente en la Tierra Vision y Scarlet Witch corren peligro frente a los lacayos de Thanos que están detrás de la gema de la mente que lleva en su cabeza. Es el momento en el que entra en acción el escuadrón de héroes exiliados liderados por Steve Rogers, quienes los protegerán y llevarán a Wakanda para que la hermana del rey Black Panther logre extraer la gema sin dañar a Vision. Más tarde se alzarán las tropas de Thanos en Wakanda y el grupo tendrá que resistir el choque de ese ejército hasta la llegada del propio villano para reclamar lo que es suyo.

Como he comentado con anterioridad, me resulta harto complicado el poder llevar una trama con tantos personajes y los hermanos Russo lo han conseguido de la mejor manera que podían. Lo malo de esta decisión, desde mi punto de vista, es la aparición reiterada de chistes que sólo consiguen romper de una manera continua el ritmo de la acción. No es un secreto que Marvel no tiene mucha imaginación para desarrollar personajes o simplemente apela a un arquetipo que sabe que triunfa entre los espectadores, pero Infinity War se siente en algunas ocasiones como el patio del instituto, donde varios adolescentes intentan medir su “hombría” hasta límites insospechados. Momentos como la confrontación de Thor y Starlord o las pullas que se lanzaban Ironman y Dr. Strange sólo consiguen que la escena pierda el valor que se le intentaba dar antes del chascarrillo de turno.

La odisea de un idealista

Todo aquel que haya visto la película, sabe que el Avengers del título sobra. En ella se nos narra la historia de Thanos y cómo logra el propósito que se había autoimpuesto. Marvel, después de dieciocho películas, ha conseguido contruir un villano al que no olvidarás al estreno de su siguiente taquillazo. El titán se nos presenta como un ser que tiene muy claro su objetivo; llegando a decir incluso que él es el único bendecido con la verdad y, por lo tanto, el único capaz de realizar la ardua tarea de recolectar las seis gemas del infinito. Desde que la superpoblación de su planeta natal acabó con todos los recursos del mismo, la labor de Thanos ha sido recorrer la galaxia diezmando la población de cada planeta para garantizar a cada uno de sus habitantes una vida digna.

Gracias a Gamora, conseguimos descubrir más cosas que hay bajo la capa de Thanos. La historia de cómo asesinó a la mitad del planeta de la joven y, por consiguiente, su adopción. El titán supo ver el gran espíritu luchador que dormía dentro de Gamora y la llevó consigo para entrenarla en las artes del asesinato. Nebula (la hermanastra de Gamora) dijo en Guardianes de la galaxia (2014) que Thanos sufría un favoritísmo hacia su hermana y lo cierto es que esta película confirma rotundamente esa afirmación. Cuando Thanos y Gamora se dirigieron a la búsqueda de la gema del alma, un anticlimático Red Skull le dice que debe sacrificar aquello que más ama para conseguir aquello que desea. El villano, después de dejar caer una lágrima, lanza al vacío a su propia hija para conseguir la gema: la única manera de lograr el bienestar de la galaxia.

La Trova Web
Thanos con su guantele del infinito.

Thanos conseguirá la gema del tiempo de la mano del propio Strange, quien después de ver todos los finales posibles que tenía este confrontamiento, rogó por la vida de Tony Stark a cambio. De ese modo, el titán se dirige a la Tierra para conseguir la gema de la mente de Vision que la propia Scarlet Witch destrozó (pese a matar a su amado) con tal de que él no la consiguiese. No contaban con los poderes de la gema del tiempo que ahora portaba Thanos en su guantelete que le proporcionó el poder de retroceder en el tiempo y así conseguir la última gema. Thanos lo había conseguido, estaba listo para llevar a cabo su cometido. Había perdido muchas cosas en el camino para conseguir este propósito y lo había logrado: el villano chasqueó los dedos y la mitad de la población del universo pereció.

Se hace camino al andar

Pocos son los villanos que consiguen salirse con la suya en las películas de superhéroes, pero está claro que Thanos es uno de los que más lo merecían. Marvel por fin ha reflexionado para darnos un motor al guion que sí está desarrollado, un villano capaz de conseguir que empatices con él. Sin duda alguna, este era uno de los mayores problemas que tenía el universo cinematográfico, la ausencia de antagonistas carismáticos.

Pero no todo es color de rosa. Cuando vemos a la mitad de los vengadores desvanecerse en cenizas, recuerdo que muchas personas se sorprendieron en la sala del cine. A mí sólo me hizo falta ver la muerte de Dr Strange y Spiderman para saber que esas muertes no tienen ningún significado a largo plazo, pues es seguro que en la segunda parte de esta cruzada vuelvan a la vida ya que los actores tienen más películas confirmadas. Ese hecho hace que reste mucha importancia al momento dramático con el que cierra el filme, cosa que no pasaba con la muerte de Loki o la de Gamora, que si parecen que puedan ser un antes y un después dentro de la diégesis de los próximos títulos.

Marvel ha conseguido dar un paso adelante y perfeccionar la fórmula que había estado creando estos diez últimos años. No soy partícipe de la opinión de que Avengers: Infinity War sea la revolución que muchos medios están transmitiendo, pues al final de todo es la perfección de la fórmula que ellos estaban usando. Aun con todo es un genial blockbuster y una película de acción con escenas trepidantes y coreografías muy bien editadas. La mejor de su universo cinematográfico hasta el momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s