La calle, Música

Breve entrevista a S de Sossa

S de Sossa (Santiago Sossa; Armenia, Quindío (Colombia), 1996) está asentado en la isla de Tenerife desde el año 2008, después de vivir ocho años en la isla de La Palma. Tenemos ocasión de hablar con él pocos días después del concierto benéfico llevado a cabo en Zorrocloco Bar (Santa Cruz de Tenerife, Santa Cruz de Tenerife) por parte del grupo del que forma parte, Sta. Crookz, coincidiendo con la salida de su primer disco, In the area (2017). Además de su proyecto común con la gente de Sta. Crookz, ha producido y colaborado con raperos canarios como Emblema (In da brega, 2017) o Portabo$$ (e.g., Bienvenidos, 2018, o One time for your mind, 2017) y, en cuanto al extranjero, ha participado en el disco recopilatorio, editado en cassette, de bases de muy diversos productores Postpartum vol. 3 (2017) con el tema Coffee mood. Proyecto de historiador, de arqueólogo y de docente, rapero y, sobre todo, productor, S de Sossa nos habla acerca de los orígenes del hip-hop, de sus influencias musicales y sociales, de la deriva de sus reivindicaciones y de la situación del panorama actual.

Para ello, nos abre las puertas de El 58, su humilde estudio en San Cristóbal de la Laguna (Santa Cruz de Tenerife). Una colección de vinilos de muy variados géneros y dos cervezas frías nos reciben en su particular centro de operaciones. Durante la entrevista, un plato gira con discos de Led Zeppelin, Miles Davis, Frankie Cutlass, Pink Floyd y Modern Jazz Quartet. El único silencio se produce en el ritual de darle la vuelta al vinilo, en el que, junto a la música, se interrumpen las preguntas y las respuestas de esta entrevista.

Álex: Revisando tu trabajo, uno se puede dar cuenta de que le das más importancia a tu faceta de productor que a la de rapero. ¿Estás de acuerdo con esta percepción?

S de Sossa: Sí, comencé rapeando, pero rápidamente me interesó la producción musical, en la que me siento más cómodo a nivel creativo. Tanto por la propia escucha, en la que se necesita información y conocimiento de múltiples géneros, como por la puesta en práctica a través de samplers que utilizaron los referentes del rap en los noventa. El papel del beatmaker, no siempre reconocido, pone al MC en su sitio y permite que una escucha sea más o menos atractiva, independientemente de la calidad lírica del propio MC. Una canción con una buena producción y un MC mediocre es muy superior a un caso inverso. Lo que busco en el rap que escucho es música, no mensaje. Es la perfecta combinación entre producción y flow, el estilo del rapeo, al margen de lo que diga. Muchas veces, los MC se pierden y se saltan los compases intentando decir muchas cosas.

A: Esa producción musical de la que hablas, la del rap, ¿es muy diferente a la de otros géneros musicales?

S: Quizá sí. Una persona con uno o dos samplers tiene que componer la banda sonora completa de una canción. Lo que hacemos es utilizar (samplear) fragmentos de baterías, pianos, saxos o bajos de canciones para dar forma a un cuerpo que suene bien a un tempo concreto. Imagina una instrumental con un contrabajo de Mingus, un saxo de Coltrane y un piano de Thelonious Monk. Tienes que articular todos esos sonidos para que tengan sentido y eso requiere de muchas horas de escucha y tiempo de práctica en el sampler. Eso es el trabajo del beatmaker, que te obliga a nutrirte de música que, de otro modo, podrías no escuchar.

A: Los ejemplos de samples que me has puesto pertenecen a un contexto musical muy específico. ¿Los has dicho al azar o el jazz juega un papel importante en la formación del rap? O, dicho de otro modo más amplio: de entre toda esa música que se samplea, ¿hay algún género, en particular, que influyese en los orígenes del rap?

S: Sobre todo, el funk tuvo un papel clave en la formación del rap como género musical durante los setenta y los ochenta. Será a finales de los propios ochenta cuando el jazz empiece a dominar la producción, acompañado de una mayor variedad de estilos. Quizá Pete Rock sea el que mejor ha controlado ambas fuentes. En general, la música negra influyó muchísimo en los propios negros que comenzaron a experimentar con sonidos, marcados por un contexto de lucha social e ideológica.

A: ¿Cómo se inserta el rap en ese contexto social? ¿Qué función tiene?

S: Aquí debemos diferenciar dos luchas. Una muy clara, que es la racial, que bebe de Malcolm X y que busca superar las diferencias sociales con respecto al blanco, y otra religiosa que, indirectamente, acompaña a la primera. Se observa muy bien cómo el islam supo captar a la juventud, tanto desde la nación islámica del propio Malcolm X, como desde la vertiente “no religiosa” de Clarence 13X en su nación de los dioses y las tierras, los five-percenters. Estas últimas perseguían mismos objetivos sociales, diferenciándose en el concepto de Alá y su ente opositor.

Para Malcolm y para Elijah Muhammad, Alá es dios, sin asociación, y el blanco es el demonio. Lo que viene a aportar Clarence es la consideración de que Alá, más allá de un ente, es el propio negro, lo que contrasta claramente con el delito islámico de asociación. Por eso, se ha considerado esta vertiente como no religiosa, a pesar de que yo posea una opinión distinta. Hubo una enorme producción musical en referencia a ambas, identificada con grupos o artistas como Poor Righteous Teachers, Method Man o Shabazz the Disciple, que no sólo se comprometieron a nivel racial, sino también religioso en sus letras, aunque en estos momentos sea difícil distinguir cada ámbito.

Fuera del binomio raza-religión, también hubo hueco para la lucha socialista, como es el caso de Jeru the Damaja, o para la reivindicación indentitaria de lo latino en Frankie Cutlass, Hurricane G o Tony Touch con la simple, pero muy importante, introducción del Spanglish, que ahora está muy de moda.

A: Y, de toda esa reivindicación, ¿qué queda? Quiero decir, ¿sigue siendo el rap una expresión social reivindicativa o ha perdido ese bagaje ideológico?

S: En España, lamentablemente, vivimos tiempos difíciles para la reivindicación a todos los niveles. Basta con abrir la boca para que entres en la cárcel. No obstante, aparte de los encarcelados, podría destacar a Rxnde Akozta o a Jaloner, aunque no exploten las temáticas político-sociales en todos sus temas. En Estados Unidos pervive en algunos artistas, pero la conciencia racial y de clase se ha perdido conforme el capitalismo ha absorbido la música. Eso se combina con la ignorancia que demuestran pseudoartistas como Kanye West al afirmar que la esclavitud fue una elección por parte de la comunidad negra. Absurdo.

A: De una forma puramente musical, ¿cómo ves el panorama?

S: Distinto. Hay gente haciendo rap muy bueno desde hace tiempo como La Base & Tru Comers, Residentes, Jaloner o Lil Supa’. Sin embargo, aunque lo considere un género distinto, el trap ha hecho mucho daño al panorama. Un género sin cultura musical ni material, que no bebe de otros estilos y se mantiene a base de un público de consumo rápido. Lo bueno es que se ha llevado a muchos que antes hacían rap por moda y ahora se apuntan al carro de turno.

En lo que se refiere a la producción, también tengo que destacar beatmakers muy buenos, como George Fields, MPadrums, Dabe o MZ Boom Bap. Gente que se informa, invierte en materiales y se curra muchísimo lo que hace.

A: Para ir terminando: ¿podrías decirnos, como referencia, tus cinco productores y tus cinco álbumes de rap favoritos?

S: Está complicado, pero lo intento. De productores, mi favorito es, sin duda, Pete Rock y, luego, en orden difuso, Nick Wiz, Easy Mo Bee, Lord Finesse y RZA. De discos, es imposible establecer un orden. Livin’ proof, de Group Home, The main ingredient, de C. L. Smooth y Pete Rock, Realms ‘n reality, de Cella Dwellas, The sun rises in the east, de Jeru the Damaja, o Doom, de Mood, aunque se me quedan muchos otros atrás seguro.

* (Imagen destacada: fotograma del vídeo de In the area, tema del álbum homónimo del grupo Sta. Crookz y grabado por Fabián Sosa. Obtenido a través de YouTube).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s