El cultureta literario

La serie Pendergast: una saga vibrante e imprescindible

La asociación entre Douglas Preston y Lincoln Child ha sido una de las mejores noticias para el mundo de la novela policíaca. A la potente formación científica (y literaria) de Preston se suma la incuestionable habilidad narrativa de Child, y el resultado es la elaboración de una serie de novelas que ocupan ya un lugar privilegiado en el mercado editorial: la saga Pendergast. Esta saga aglutina elementos de la novela detectivesca, el suspense y el terror psicológico, dando lugar a una serie de libros que enganchan y sumergen al lector. 

195_1_LBC_DJP
Los escritores Douglas Preston y Lincoln Child. Referencia.

La primera novela compartida por Child y Preston fue la primera de la saga, El Ídolo Perdido (1995), una obra maestra del género que acabó encumbrándolos a nivel internacional, y que incluso fue estrenada como película en 1997, siendo un film francamente desolador que no supo (ni quiso) captar la esencia de este maravilloso trabajo. En este libro hace su primera aparición Aloysius X. L. Pendergast, agente especial del FBI de Nueva Orleans. Obsesionado con los casos más extravagantes, se nos presenta como un hombre blanco de familia aristocrática y modales exquisitos, con una incuestionable formación humanística. Conforme avanzamos a través de las novelas lo veremos mostrando una serie de habilidades que van desde las artes marciales al ilusionismo, pasando por los idiomas y el manejo de armamento ligero y pesado. Siempre va vestido con un impecable traje negro, conduce un Rolls-Royce y muestra en cada momento una actitud de dominio ante las situaciones complicadas.

Un aspecto destacable de las novelas es el reparto de papeles entre los diversos personajes, todos ellos con una construcción y evolución potentes, lo cual garantiza un estado de suspense constante por el desarrollo de diversas situaciones tensas que acaban convergiendo. Este recurso ha sido muy utilizado en el género, y yo opino que con acierto, pues aporta al lector una sucesión frenética de acontecimientos que no terminan de enlazarse hasta el final. 

El teniente D’agosta es un policía italoamericano radicado en Nueva York. Brusco en las formas, eficiente en su trabajo, acaba asumiendo un papel relevante a lo largo de toda la saga. Otro personaje fundamental es Bill Smithback, reportero del New York Times, presente en un gran número de casos que involucran a Pendergast y D’Agosta. En lo que respecta a los personajes femeninos podemos hacer hincapié en Margo Green (conservadora del Museo de Historia Natural de Nueva York), en Nora Kelly (arqueóloga) o Laura Hayward (policía), aunque encontraremos más referentes en los libros siguientes. Una característica fundamental de las novelas de Preston y Child reside en la creación de mujeres fuertes, en la cima de su profesión, que buscan deshacer por sí mismas los entuertos en los que se ven envueltas. 

La premisa es, quizá, bastante típica: un agente del FBI que intenta resolver los casos más extraños y brutales. A pesar de ello, las novelas nos dibujan una serie de momentos, lugares y antagonistas muy logrados, que resultan convincentes y satisfactorios para cualquier lector, independientemente de su nivel de exigencia. Su mayor logro está en el manejo de la narración, utilizando frases cortas y lapidarias en los momentos tensos, para así dotar a las situaciones dramáticas de una carga psicológica extra. 

preston+child
Algunos libros de la serie Pendergast. Referencia.

Estas novelas han sufrido, eso sí, los problemas derivados del éxito editorial, pues es una saga que cuenta con 17 títulos hasta la fecha, algunos de los cuáles constituyen un relleno evidente destinado a obtener rentabilidad económica. No obstante, es bien cierto que Preston y Child destacan por su originalidad y su capacidad de ofrecer historias interesantes, con esa dosis de suspense que resulta plenamente enriquecedora. 

Dentro de las propias novelas encontramos varios libros que son codependientes entre sí, y que por tanto conforman una saga: es el caso de la trilogía del hermano de Pendergast, de las dos primeras novelas (que son parte de un mismo caso) o de las referidas a Helen, la mujer fallecida de Pendergast. Eso facilita la desconexión de la saga, pudiendo elegir aquellos libros que más nos interesen, y desligarnos de otros que no resultan esenciales para el hilo principal de la historia. 

trilogia-diogenes-pendergast-preston-child
Trilogía de Diógenes. Referencia.

Hablamos de una serie incuestionablemente brillante, que prácticamente se lee sola. La capacidad narrativa de ambos autores, su fantástico dominio de las situaciones tensas y su magnífico desarrollo de personajes nos aportan una experiencia apasionante. También tiene mérito su habilidad para crear argumentos con giros de guión inesperados y cortes bruscos, que obligan al lector a dilapidar siempre una página más. 

En resumen: la obra de Preston y Child resulta ideal para no pensar demasiado y dejarse envolver por una buena historia. Una recomendación nada desdeñable para estas vacaciones. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s