El cultureta literario

Millennium: la gran obra de Stieg Larsson

Stieg Larsson debió de ser un hombre digno de conocer. Dejando a un lado la compleja y exquisitamente entretejida trama que creó durante las tres primeras novelas de la saga Millennium y los fuertes personajes dados a luz por él, al marcharse dejó atrás muchas incógnitas que los que nos hemos sentido alguna vez unidos a sus historias deseábamos, casi necesitábamos, conocer a fondo.

La Saga Millennium es altamente recomendable por innumerables razones, pero una de las más importantes es la calidad ascendente que la caracteriza, que se va haciendo notoria a medida que uno va avanzando en su lectura. La enrevesada historia ambientada en la fría ciudad de Estocolmo alcanza su punto álgido en el tercer tomo, en el que todos los nudos se van deshaciendo con suma parsimonia para deleite del lector.

2F4D5503E31D4CE3E0961F4CE3E08F
La trilogía original de Millennium

Al sumergise uno en los libros de Larsson, enseguida se evidencia el sumo cuidado con el que el autor ha esculpido a cada uno de sus personajes: todos ellos cuentan con una serie de particularidades que los caracterizan y a las que es muy difícil que renuncien.

Lisbeth Salander, o la chica del tatuaje del dragón, es uno de los personajes más complejos, y tal vez la princpal causa de que la primera entrega de esta saga se titule Los hombres que no amaban a las mujeres. Se trata de una mujer que desde muy pequeña se ha visto envuelta en un entorno familiar hostil, de maltratos, de misoginia hacia personas cercanas e incluso dirigida hacia ella.

Tal vez Lisbeth Salander no sea uno de los primeros personajes con los que uno puede empatizar al comenzar a leer la obra de Stieg Larsson. Como bien se la describe en las novelas, es una mujer solitaria, en muchas ocasiones retraída y con poca predisposición a socializar con el mundo que la rodea. No obstante, su exquisito desarrollo ayuda al lector, ya durante la primera novela, a comprender las circunstancias que llevan a dicho personaje a actuar de este modo.

La historia de Lisbeth supone la columna vertebral de la trilogía original, en la que se ven involucrados muchos de los personajes principales. El mejor ejemplo es Mikael Blomkvist, otro de los sujetos que cuenta con mayor número de apariciones en la historia, y que será una pieza vital para resolver la enmarañada conspiración que envuelve a Salander.

Mikael Blomkvist también cuenta con una serie de características que podrían considerarse peculiares. Se trata de un hombre de mediana edad dedicado al cien por cien a su profesión: el periodismo. Desempeña este oficio en la revista que da nombre a la saga, en torno a la que se desarrolla la trama y gracias a la cual al final se consiguen destapar los secretos y las incógnitas que se han ido planteando a lo largo de los tres libros.

larsson

Se trata de una saga que te mantiene en vilo hasta el último minuto, que te invita a navegar a través de sus entresijos y sus enmarañadas historias. No obstante, la particularidad de esta trilogía, que fácilmente podría encuadrarse en el género de la novela negra, es la capacidad de Larsson para crear personalidades que, aun siendo distintas entre sí, se complementan con una maestría digna de admirar. Sin duda es una lectura imprescindible para los adeptos a este tipo de novelas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s