La calle

Phe Festival 2018. Día I en la principal experiencia indie de Canarias

Este viernes 24 de agosto comenzó la tercera edición del ya consolidado Phe Festival 2018, una propuesta de ocio celebrada en el Puerto de la Cruz (Tenerife) que une a algunos de los mejores artistas del panorama independiente nacional e internacional, con un selección de actividades creativas, y un mercado de foodtrucks y stands comerciales con las últimas tendencias.

IMG_0908.png

Así pues, en el mismo evento puedes tener la oportunidad de escuchar la mejor música en vivo, hacer una pausa para comer en The Dog is hot, comprar algo de ropa en Dicky Morgan, o asistir a la Phe Gallery en El Castillo Espacio Cultural, donde algunos de nuestros mejores artistas muestran su visión a través de la fotografía. Además, todo el festival va integrado en una propuesta  de sostenibilidad ecológica, lo cual debería ser una condición esencial en todos los espacios con grandes multitudes.

IMG_0912.png

La calurosa tarde junto al mar fue el telón de fondo en el que dio comienzo el esperado line up del viernes, con la actuación de la banda grancanaria MiniFefas, quienes rompieron el hielo con varios temas grunge como Mystery Lights.

Siguiendo en el panorama canario, los hermanos icodenses Jaír y Noé, más conocidos como Pumuky, animaron al primer público con un indie pop casi onírico presente en algunas canciones como Justicia Poética. Para los amantes de la cultura canaria, recomendamos además que prueben escuchar la colección del Club del Single, en los que presentan varias canciones inspiradas en leyendas de aborígenes canarios, como es el caso de Gara, cuyo videoclip fue grabado en el propio Garajonay entre cantos de silbo gomero.

Acto seguido, asistimos a la vibrante actuación de Floridablanca, cuatro madrileños que, ataviados con sus camisas hawaianas (un sello característico también entre el público asistente), nos pusieron a bailar con los frescos ritmos synth funk de su nuevo y primer disco, y que por un momento nos hizo sentir en una versión castellana del Studio 54.

IMG_0901.png

A mitad del crepúsculo tuvimos también la suerte de escuchar la dulce voz de la colombiana Pedrina, una de las artistas más destacadas de la movida alternativa latinoamericana. Gracias a las hipnóticas mezclas de jazz, electrónica y pop vocal, pudimos disfrutar de grandes temas como Enamorada, que en España ha tenido gran repercusión al aparecer como canción final en la película Kiki, el amor se hace de Paco León, aunque ya en Colombia se había convertido en la canción del año en 2014. Habrá que estar pendientes del disco que está preparando ahora en solitario sin Río, ya que tanto su sensualidad como su fluidez prometen ser éxitos.

IMG_0933.png

El punto de inflexión en el escenario sin duda lo marcó la vanguardista Nathy Peluso, momento en el recinto entero se sumó en cuerpo y alma al espíritu libre de esta ecléctica argentina. La propia artista jugaba e improvisaba con nosotros, haciéndonos partícipes de una gran performance en las que demostró su versátil dominio sobre el jazz, el rap, el blues o la salsa, manteniendo siempre una estética muy latina en casi todas sus emocionantes intervenciones. Sin duda, el histriónico personaje creado por Natalia no pasó desapercibido en este variado line up.

IMG_0949.png

En el ecuador de la noche llegó la esperada actuación de Carlos Sadness, uno de los artistas indies más destacados de España. Mezclando su música alternativa con el rap y el folk, el barcelonés nos dio con su guitarra varios de sus dinámicos temas como Amor Papaya o Diferentes tipos de luz, con los que consiguió una atmósfera única entre el público asistente. Cabe destacar que uno de los puntos fuertes de Carlos son las letras, en los que une sus fantasías poéticas con las influencias de sus vivencias en Barcelona y Huesca.

Seguidamente, tuvimos la oportunidad de asistir a la oscura intervención de El Columpio Asesino, en la que predominó especialmente el rock y el punk sintetizado. De esta forma, su estilo difícil de clasificar y sus crípticas y crudas letras no dejaron a los asistentes impasibles.

IMG_0972.png

En una jornada marcada por la variedad estilística, Kid Simius fue un sello final perfecto para la primera noche , puesto que reconectaron al público con el escenario a través de unos ritmos electrónicos épicos traídos desde Berlín, y que permitió prolongar la emoción del festival hasta un punto inesperado.

IMG_0979.png

Indudablemente el Phe Festival supone una propuesta cultural de alta categoría en la escena canaria, ya que posee la síntesis perfecta entre música, arte, participación ciudadana y comercio, integrando las últimas tendencias en gestión de ocio de los festivales europeos. Así pues, debemos agradecer a la organización del festival su invitación, gracias a la cual pudimos ser partícipes de la buena onda que nos acompañó durante todo el tiempo.

¡No se pierdan mañana la reseña de la segunda noche!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s