Cinéfilo digital

Un mundo de color a través de Amélie

Amélie, si aún no la conoces, es una película francesa del año 2001, protagonizada por Audrey Tautou, cuyo argumento comienza con el descubrimiento de un objeto escondido en el piso de la protagonista, el cual desencadena una serie de sucesos que conformarán la trama de la misma.

Amélie es una historia que cuenta mucho más a través de imágenes y colores que su misma narración. De hecho, la voz en off no es más que un complemento. La paleta de colores de este filme va en paralelo con la personalidad de Amélie, cuyo desarrollo es, a su vez, expresado a través de dicha paleta. Si prestamos atención a esto, se pueden descubrir aspectos de su carácter que a simple vista permanecen en segundo plano.

En primer lugar, el color rojo. Este color es predominante en Amélie, desde la ropa de la madre al principio de la película, hasta la casa de Amélie adulta. La escenografía de la obra está caracterizada por este color, el cual representa el amor. Ya se sabe que Amélie es una chica un tanto peculiar que no sabe manejar muy bien sus sentimientos, mas es el color rojo el que expresa cómo es ella en realidad; una persona cálida, amorosa y sensible. Sin embargo, debido a su infancia, le es imposible mostrarlo y/o lidiar con su mundo interior. Asimismo, el color rojo aparece en las zapatillas de Nino, el chico que conocerá más adelante por casualidad. Él y ella se gustan de inmediato y comienzan, ella desde una identidad desconocida, a jugar al escondite y al despiste.

main.original.640x0c

En esta imagen se puede observar el contraste entre el color rojo y el azul, que simboliza la barrera que la protagonista ha puesto entre el mundo y ella. Nunca ha sido capaz de integrarse e, inconscientemente, crea su realidad paralela. El color azul muestra cómo es Amélie para con el mundo, muestra su perfil solitario, aislado e incomprendido. Otra ocasión donde se puede ver el azul es en un momento en el que Amélie y Nino están intentando encontrarse, y ella dibuja flechas azules en el suelo para darle pistas. Una vez más la película muestra la encrucijada emocional en la que Amélie se halla.

En tercer lugar, el color verde, cómo no, la esperanza, además del equilibrio o la vida. Es importante mencionar que el verde es el color de la ropa que Amélie lleva puesta durante casi toda la historia. Ella sabe que tiene asuntos personales sin resolver y sabe que ella es la única capaz de solucionarlos. Amélie sabe que tiene que avanzar, que dejar atrás su niñez y todo lo que ella le ocasionó. Igualmente, es consciente de que este paso es  necesario para seguir con su desarrollo personal y continuar su camino en la vida. Nino, el chico que conoce en la película, también usa color verde en su ropa, ya que se encuentra en una situación parecida a la de Amélie. Este color es a menudo contrastado con el rojo, el de la calidez.

001AME_Mathieu_Kassovitz_033

Resumiendo, lo que pareciera ser una simple paleta de colores puesta meramente por estética es otra forma más de contar una historia. Este recurso es usado por la mayoría de películas, teniendo cada una su propio simbolismo interno por descubrir. Cuán mágico puede ser observar cómo a través de ellos podemos entender las razones de ser de cada uno de los personajes, así como detalles de la trama.  Así es el fascinante mundo de los símbolos, en este caso, de los colores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s