Trazo y cincel

Tao Zhu Yin Yuan: arquitectura y medioambiente en Taiwán

Cuando se menciona Taiwán, son varias las personas que, inmediatamente, se plantean preguntas como qué es Taiwán, dónde se encuentra, si hay algo conocido, etcétera. Incluso las personas que tienen respuestas para estas preguntas pueden tener muchas dudas sobre la situación política, disputas territoriales y otros aspectos que convierten a Taiwán en un tema realmente apasionante para ser estudiado desde la perspectiva de múltiples disciplinas.

Por supuesto, en esta publicación no podemos extendernos explicando, ni de forma muy superficial, cada aspecto a tener en cuenta a la hora de hablar del país. Por ello, lo primero que haremos será presentar brevemente qué es Taiwán e, inmediatamente después, comenzar con el tema principal: el rascacielos Tao Zhu Yin Yuan.

b
Diseño a ordenador con el aspecto final de la torre

Taiwán: un faro en Asia

Taiwán es un país isleño, con una población de aproximadamente 23 millones repartidos en grandes ciudades, destacando la capital, Taipéi; la ciudad portuaria más importante del país, Kaohsiung y, situada en el centro del país, Taichung.

Normalmente se suele hablar de Taiwán como “un faro” en la región de Asia-Pacífico. Esto se debe a que es uno de los pocos países democráticos (de alta calidad) en dicha región, la cual se ve altamente presionada por la agresiva influencia de China.

Dejando de lado las cuestiones políticas, en relación con el tema principal del artículo debemos señalar que unas tres cuartas partes de Taiwán son zonas montañosas (con espectaculares acantilados, gargantas, lagos y picos de hasta casi 4000 metros de altitud). Por ello, al igual que ocurre en países como Japón, las ciudades se ven reducidas a zonas costeras y hasta donde las montañas permiten construir. Así que, como podemos imaginar, las ciudades de Taiwán – casi todas localizadas en la costa Oeste – están sobrepobladas.

Fuerte de Santo Domingo, construido por los españoles en Tamsui (norte de la isla).
Fuerte de Santo Domingo, construido por los españoles en Tamsui (norte de la isla).

Cuando nos desplazamos por las calles de una de estas grandes ciudades, es fácil fijarse en el gran número de vehículos, carreteras de varios carriles llenas de un lado a otro, puestos de comida en cada esquina, edificios de viviendas viejos, otros más modernos y las sedes de las grandes compañías de tecnología Made in Taiwan que todos usamos.

Ante esta situación, Taiwán es uno de los países que más está apostando por el desarrollo sostenible, por las energías renovables y, en general, favorecer un ambiente que haga cada día mejor la vida de los ciudadanos taiwaneses.

Sin título
Cuando caminamos por las ciudades de Taiwán es fácil sentirse en una película como Blade Runner, con calles viejas llenas de carteles luminosos, tiendas de todo tipo, taxis… contrastando con un mundo futurista “en las alturas”

Un ejemplo lo observamos en la torre Tao Zhu Yin Yuan, actualmente en construcción. Es una muestra de cómo aplicar la arquitectura vertical para favorecer los espacios verdes y un cielo más limpio. Una idea novedosa, pero ya propuesta en el siglo XX por arquitectos mundialmente reconocidos, como el suizo/ francés Le Corbusier y el español Sert.

Arquitectura y medio ambiente

Entre 1928 y 1959, varios de los arquitectos más destacados de la época – defensores de un estilo moderno adaptado a las necesidades de la época – se reunían en diversas conferencias, en las que se debatían sus propuestas para el desarrollo de una arquitectura que respondiera a los problemas surgidos a raíz del desarrollo industrial y el crecimiento de las zonas urbanas.

De entre todas esas reuniones nos interesa señalar una que tuvo lugar en 1933, en la cual Le Corbusier y Sert manifestaron sus ideas en la conocida como Carta de Atenas (publicada en 1942).

En este manifiesto, los autores critican el desorden de las ciudades y las malas condiciones en las que viven los ciudadanos de estas (ciudades sobrepobladas, casas pequeñas y oscuras, destrucción de espacios verdes, ruido y problemas de higiene, etcétera).

Una de las soluciones propuestas consiste en construir edificios elevados, favoreciendo así grandes espacios con parques, zonas de deporte, colegios… dividiendo de forma clara los espacios de acuerdo a sus funciones. Por otra parte, al estar los edificios más separados, se favorece que el sol y el aire lleguen a cada lugar.

Las construcciones altas, situadas a gran distancia unas de otras, deben liberar el suelo en favor de grandes superficies verdes

A esto hay que sumar la creciente preocupación por el cambio climático, reflejada en el Protocolo de Kioto (1997) y reafirmada en el Acuerdo de Copenhague (2009), algo que tiene en cuenta el arquitecto encargado de la torre Tao Zhu Yin Yuan, el belga Vincent Callebaut.

Callebaut y la torre Tao Zhu Yin Yuan

Vincent Callebaut (Bélgica, 1977) es un arquitecto cuyos proyectos reflejan su interés en el medio ambiente, la utilización de las energías renovables, el reciclaje y el aprovechamiento de los espacios verdes, teniendo en cuenta el futuro próximo y cómo adaptarse a los cambios que presenta.

En 2010 realizó el diseño de un edificio para Taipéi, una ciudad de más de dos millones de personas (y unos siete millones en toda el área metropolitana). La capital del país es conocida por otro edificio, el Taipéi 101, uno de los más altos del mundo.

No obstante, los más de 500 metros y 106 plantas del Taipéi 101, frente a los 93 metros y 25 plantas del Tao Zhu Yian Yuan, no son la única diferencia que veremos.

La torre Tao Zhu Yin Yuan reproduce una molécula de ADN, con una llamativa forma de hélice doble, desde la base hasta el punto más alto, como un símbolo de vida y de equilibrio. El arquitecto pretende crear una unión entre los habitantes de la gran ciudad y la naturaleza, en un edificio diseñado para aprovechar cada rayo de luz natural.

15201723620_190f6af985_b
Diferentes vistas del edificio. Podemos apreciar la forma de ADN piramidal.

Para ello, los materiales con los que se está llevando a cabo la obra son reciclados o podrán serlo, creando así un ciclo igual al de la naturaleza (basándose en el concepto “de la cuna a la cuna”, del químico Michael Braungart y el arquitecto William McDonough). Este edificio residencial cuenta con apartamentos grandes (650 m2), cada uno con su espacioso balcón, lleno de vegetación y en el que los vecinos pueden cultivar. Se estima que la vegetación del edificio absorberá unas 130 toneladas de CO2 al año (un pequeño paso, teniendo en cuenta que en todo Taiwán se producen alrededor de 250 millones de toneladas del CO2 anuales). Además, en la parte superior del edificio encontramos una pérgola de 1000 m2 cubierta por placas fotovoltaicas.

El edificio cuenta también con zonas de ocio, por lo que los residentes podrán, por ejemplo, disfrutar de la piscina en el interior del edificio (también lleno de vegetación y con un elegante pavimento de cristal).

 

Para terminar, una vez planteado lo relativo al edificio y los beneficios de este tipo de construcciones, seguramente estamos de acuerdo, pero, ¿quién puede permitirse un piso nuevo, en un edificio situado en la zona más cara de la ciudad? ¿Es una apuesta aplicable al resto del país o es solo un privilegio para unos pocos? ¿Estaría dispuesta la población a dejar de vivir en sus casas para establecerse en un piso?

Son muchas las preguntas que nos podemos plantear y también son muchas las respuestas que podemos aportar. Podemos seguir aprendiendo y tratando de aplicar soluciones a un problema que ya nos afecta. El Tao Zhu Yian Yuan nos demuestra que también se puede hacer de forma atractiva gracias al arte de la arquitectura. Un edificio que, más bien, es un organismo viviente, un pequeño pulmón en el centro de la ciudad, que combina un diseño moderno occidental con la idea de un legendario jardín colgante oriental.

Recomendación

Si quieres ver más fotos y planos del edificio y descubrir más proyectos verdaderamente sorprendentes de Vincent Callebaut, visita su página web: http://vincent.callebaut.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s