El Ensamblador

Ada Lovelace, dominando la máquina analítica

Gracias a los conocimientos mostrados por Alan Turing en 1936 con su estudio “On Computable Numbers, with an Application to the Entscheidungsproblem”, donde presentaba la máquina de Turing, y a sus aportaciones durante y después de la Segunda Guerra Mundial en el mundo de la computación, podemos decir que fue la persona clave para la creación de los ordenadores y su programación.

Sin embargo, antes de él ya existieron personas que intentaron crear máquinas que pudieran realizar cálculos a gran velocidad, y que por supuesto fueron de gran ayuda en los estudios realizados por Alan Turing. Una de estas personas fue Charles Babbage, matemático y científico de la computación, cuya contribución fue diseñar lo que se conoce como la máquina analítica en 1837, máquina que nunca se llego a construir con éxito debido a la baja calidad de los materiales que se fabricaban en la época – que no podían soportar el calor producido por la misma – y a la falta de financiación que tuvo el proyecto.

AnalyticalMachine_Babbage_London

Esto nos lleva hasta Ada Lovelace, matemática y escritora que en 1841 le escribió una carta a Babbage mostrando el interés que tenía en colaborar con él. Babbage aceptó y le encargó la traducción al inglés de un texto sobre las nociones de su máquina escrito por el científico italiano Luigi Federico Menabrea. Ada no solo tradujo el texto, sino que añadió explicaciones sobre el funcionamiento de la máquina, exposiciones sobre sus capacidades y ejemplos sobre como realizar programas con ella, dividiendo su trabajo en una serie de “Notas” organizadas de la A a la G, siendo esta última la nota en la que se encuentra el programa de la máquina analítica dedicado a calcular números de Bernoulli.

La Nota G

La primera parte de la nota se dedica dejar claras las capacidades de la máquina analítica, dejando 6 puntos claves que resumen lo que puede abordar:

“1. Realiza las cuatro operaciones de la aritmética simple con cualesquiera números.

2. Por medio de ciertos artificios y arreglos (que no podemos abordar con el espacio restringido que admite una publicación como la presente), no existe límite ni para la magnitud de los números usados ni para el número de cantidades (ya sean variables o constantes) que se pueden emplear.

3. Puede combinar estos números y cantidades, tanto de forma algebraica como aritmética, en relaciones ilimitadas en cuanto a variedad, extensión o complejidad.

4. Usa los signos algebraicos de acuerdo a sus leyes apropiadas y desarrolla las consecuencias lógicas de estas leyes.

5. Puede sustituir cualquier fórmula por otra, arbitrariamente; eliminando la primera de ellas de la columna en la que está representada y colocando la segunda en su lugar.

6. Puede proporcionar valores singulares. El señor Menabrea alude a esta capacidad en sus memorias, donde menciona el paso de valores de cero a infinito. La viabilidad de hacer que cambie sus procesos arbitrariamente en cualquier momento, ante la posibilidad de cualquier contingencia especificada (la sustitución de por, explicada en la Nota E, ilustra esto en cierta medida), asegura este punto de inmediato.”

Después de definir las posibilidades de la máquina pasa a explicar su utilización, y para ello pone de ejemplo el cálculo de los números de Bernoulli (y como anexo incluyo un diagrama con los detalles del cálculo) que son una serie de elementos numéricos utilizados en la teoría de números, la cual es una rama de las matemáticas dedicada a estudiar las propiedades de los mismos, pero no me voy a detener en esto por mis escasos conocimientos sobre el tema.

descarga

En esta parte de la nota Ada nos presenta, básicamente, la forma de programar la máquina para el cálculo de dichos número; es decir, equivaldría a un programa con los ordenadores actuales, aunque obviamente no con la misma sintaxis y forma de uso debido a las claras diferencias entre los ordenadores actuales y la máquina analítica.

Es por esto por lo que se la considera la primera persona que programó, título más que merecido y por el cual siempre se la recordará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s